viernes, 16 de mayo de 2014

Consejos Cake Pops

Últimamente he tenido problemas nuevos haciendo cakepops, así que quería compartirlo con vosotros (los problemas nuevos y los antiguos, jejeje) para que lo tengáis en cuenta cuando os pongáis a ello.

  • Se debe utilizar la mezcla justa de bizcocho y crema, como te excedas con la crema: la bola se escurre por el palo o se cae en el bol donde lo bañas porque no tiene sujeción.
  • Si utilizas bizcocho (incluyo magdalena, sobaos,…) cuidado con el aceite, intentad utilizar mantequilla a la hora de hacerlo o compradlo mirando bien los ingredientes, fijándonos en que no lleve aceite, el problema es que al bañarlos en chocolate el aceite sale hacia fuera y la bola suda aceite, esto no pasa si lleva mantequilla, no sé si esto ocurre también con los candy melts puesto que no son chocolate quizás no ocurra.
  • Si utilizas galletas para hacer las bolas hay que molerlas muy bien porque si quedan pequeños trocitos, impiden hacer la bola correctamente. Al haber trocitos más grandes se desmorona, se soluciona aplastando bien estos trocitos hasta que sean miguitas y con eso se modela la bola sin ningún problema.
  • Hay un consejo que se ve muy habitualmente en internet y es, que una vez esté hecha la bola, se meta en el frigorífico para que se compacte un poco y al meter el palo, mojado en chocolate, no se desmorone. Este consejo es viable si la bola está hecha con bizcocho y crema, sin embargo, si está hecha con galletas oreo o digestive desmenuzadas (éstas son las que yo uso pero me refiero a cualquier galleta) no deben meterse en el frigorífico porque se endurecen demasiado, es mejor, tenerlas a temperatura ambiente mientras fundes el chocolate para mojar el palo, o hacer el agujero antes de meterlas en el frigorífico. Al intentar introducir el palo después de haber pasado la bola por la nevera, tuve que presionar tanto que se me deshizo la bola completamente. Una vez introducido el palo puede meterse en el frigorífio sin problema.
  • Cuidado al utilizar colorantes para el chocolate, se deben utilizar colorantes liposolubles porque su base es de aceite y no de agua (el agua para el chocolate fundido es sinónimo de destrucción absoluta de éste). Yo he probado los colorantes alimentarios normales (sí los de agua, hablo con conocimiento de causa, jajajajja) y el chocolate se convierte en una plasta, tal cual lo echas y remueves; con el liposoluble no pasa eso pero hay que tener cuidado y no excederse  echando porque puede variarle algo el sabor, pero sin pasarse no hay problemas. Hay gente que utiliza los colorantes normales pero en muy poca cantidad, yo me remito a lo que yo he experimentado y prefiero los liposolubles.
  • Al bañar las bolas hay que ponerlas en una superficie plana (no un plato porque las que llegan al borde salen rodando) y sobre un papel de horno, como se pongan directamente en la superficie, al retirarlas una vez secas, se rompe la base, sin embargo, sobre el papel de horno se retiran sin ningún esfuerzo.
  • He descubierto algo hace poco, estaba probando una decoración diferente, utilice chocolate y candy melts, primero bañé con candy melts y sobre eso una vez seco, bañé con chocolate unas partes concretas de la bola, pues no se puede, me encontré que no agarraba el chocolate al candy melts, simplemente se manchaba un poco la bola pero la cobertura quedaba fatal, así que, probé a hacerlo al revés, es decir, primero bañé con chocolate y después con candy melts, y esta vez sí agarraba perfectamente, así que ya sabéis que el chocolate no se agarra al candy melts pero al revés si lo hace.
  • Hay que tener cuidado con las decoraciones, lo típico es hacer el baño y automáticamente decorar, pues bien, depende…si hablamos de sprinkles, non-pareils o adornos chiquitines vale, pero si hablamos de adornos un poco más grandes como pueden ser flores o incluso un muñeco pequeño en 3D de fondant no se puede, hay que esperar a que se seque y después pegarlo a la bola con un poco de chocolate o candy melts derretido, esto es porque el baño puede romperse, puede que no pero no merece la pena correr ese riesgo (que existe) por esperar un momentito a la hora de pegar el adorno.
Ésta es mi experiencia, espero que os sirva de ayuda a vosotros, yo también estoy aprendiendo cada día de mis errores y, gracias a internet, de los errores de los demás para evitar trabajo extra y desaprovechar ingredientes.

Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima entrada!

Beatriz

3 comentarios:

  1. Muy instructivo tu comentario. Una buena lección de profesionalidad para los que de vez en cuando nos da por experimentar en plan amater. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en todo. Información muy útil. A mí me ha costado pagar alguna que otra novatada

    ResponderEliminar
  3. Si, es que estos consejos vienen muy bien cuando se está empezando porque te ahorra trabajo si vas con prisas.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.