viernes, 2 de mayo de 2014

Diferencias entre magdalenas, muffins y cupcakes


Este tema genera muchas dudas a la gente, que considera que un cupcake es una magdalena y que todos los muffin llevan trozos de chocolate en su interior, así que, vamos a aclarar varios puntos para salir de todas esas dudas.

Esta entrada se la dedico a Carmen y a Lorena por pesadas y por no parar de llevarme la contraria con magdalenas=cupcakes, jajajajaj




-Textura: La magdalena es la más esponjosa porque es la que más hay que batir para que la masa tenga burbujas de aire, el cupcake y el muffin son más compactos, sobre todo el muffin que necesita integrar los ingredientes con movimientos envolventes y no pasarse removiendo.

- Dulzor: Los muffins son menos dulces que los cupcakes y las magdalenas.

- Aceite/mantequilla:  Las magdalenas llevan aceite, mientras que los muffins y cupcakes llevan mantequilla.

- Añadidos (frutos secos, chocolate, rellenos…): Las magdalenas no llevan, los muffins y cupcakes sí, de hecho, admiten muchísimos ingredientes como fruta desecada, fruta fresca, y por supuesto, aromas.

- Elaboración: Las magdalenas, aparte de batir mucho la masa para incorporarle aire, necesitan reposar en la nevera. Los muffinsse mezclan por un lado ingredientes sólidos y por otro los líquidos, después se unen y se hornea la masa. Los cupcakes, la mantequilla a temperatura ambiente se bate con el azúcar,  después se incorpora lo demás y se hornea la masa.

- La forma: Las magdalenas acaban en copete, los muffins son más chatos, como una seta y los cupcakes, son más chatos aún.

- Versiones saladas: de la magdalenas no existen, de los muffins  si y de los cupcakes, en principio no, pero yo veo Guerra de cupcakes y estoy harta de ver como hacen cupcakes salados.

- Decoración: los muffins y magdalenas no llevan nada, sin embargo, los cupcakes sí, pueden llevar frostings y decoraciones con fondant. En esta faceta especialmente, los cupcakes salen ganando porque están mucho más elaborados, por ello es más típico de fiestas y celebraciones como los pasteles, mientras que los muffins y magdalenas son más de desayunos y meriendas.

Dicho esto, espero haberos aclarado un poco las diferencias, aunque conste que soy muy consciente de que seguiréis llamando cupcakes a las magdalenas nada más que por escucharme, jajajajaj. 

Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima entrada!

Beatriz

3 comentarios:

  1. Yo, a pesar de lo que dices, me uno a Carmen y Lorena. Para mi lo único que cambia es la presentación. Lo demás son tretas de marketing para dar nombre a algo que ya existe, para así presentarlo como algo novedoso.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento pero soy española hasta la médula y los nombrecitos anglosajones me revientan. Sé que es mucho más actual y más chic llamarlos en inglés, pero bueno, acepto todas las diferencias que me digan y desde luego, con los nuevos ingredientes y decoración resultan mucho más sofisticados y especiales como para presentarlos en una celebración, cosa que no haríamos con las magdalenas. Dicho queda, magdalenas muffins o como se les quiera llamar pero de lujo, porque se visten de ello.

    ResponderEliminar
  3. No creo que sea cuestión de marketing, creo que es más bien cuestión de los lugares de origen de cada producto. La magdalena es francesa, el muffin es inglés y el cupcake es americano (de ahí su nombre y su dificultad para decirlo, jeje) y lógicamente siendo originarios cada uno de su padre y de su madre se hacen de distinta manera. De todas formas, Almudena creo que más que marketing es algo que se ha puesto de moda pero insisto, no es una magdalena de moda con un nombre inglés, es que los cupcakes ya existían en el siglo XIX por tanto no son novedosas son las más cool de la repostería, jajajjaj.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.