martes, 9 de septiembre de 2014

Bocaditos de Damasco

Los bocaditos de hoy son un detallito para una amiga que viene de visita, estaba un poco indecisa sobre qué hacer pero de repente me acordé de este estilo de decoración, hace tiempo lo vi y me encantó.




¿Cuál es el problema de los bocaditos de chocolate? pues que voy a acabar haciendo como Ferrero Rocher y los Kinder y es no hacer ni uno más hasta que no haya en mi casa 20 grados a lo sumo.



Para que os hagáis una idea, 30 grados de media en la cocina...yo lo dudo porque para mi es un infierno, yo creo que debe hacer 40 grados en realidad, y ahora a pelearse con el chocolate fundido.


Hubo un momento que estaba pintando los bocaditos dentro del frigorífico porque ni debajo del chorro de aire acondicionado aguantaban los bocaditos.
Al final conseguí salir medianamente airosa aunque lo tengo decidido, en verano no hago ni uno más, me paso a los cupcakes que se llevan mejor y además, aunque la buttercream es peliaguda, no lo es tanto como el chocolate.


Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima entrada!

Beatriz

1 comentario:

  1. Una presentación preciosa; el color y el dibujo muy bonito...del sabor no quiero decir nada porque siempre encuentras el punto que los hace exquisitos.Estás hecha una artista, seguro que le van a encantar a tu amiga.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.