domingo, 21 de septiembre de 2014

Receta de bizcocho de chocolate y nueces. Tarta Fondant (Parte I)

La receta de hoy va a ser la base de la tarta fondant que os enseñaré totalmente decorada y convertida en un estuche de pinturas, jejejej.

Por lo pronto empezamos con una buena base y para ello hacemos nuestro bizcocho de chocolate y nueces, delicioso y denso, o apretado como digo yo. Echad un vistazo a la receta.

 
Llevaba un tiempo buscando una receta de bizcocho de chocolate diferente a la anterior que es la de la receta de tarta de chocolate y me topé con ésta otra de los dulces de Queca que he variado un poco, por lo pronto he hecho media receta porque mi tarta iba a ser bastante más pequeña.


INGREDIENTES:
  • 250 gr. Mantequilla a temperatura ambiente.
  • 375 gr. Azúcar.
  • 5 Huevos.
  • 475 gr. Harina
  • 25 gr. Cacao
  • 1 cucharadita y media de Levadura
  • 1 Taza de líquido, en mi caso 1/2 taza de Leche + 1/2 taza de agua con 1 cucharada de extracto de vainilla disuelta en el agua.
  • 1 puñado de nueces
ELABORACIÓN:

1. Tamizar harina y levadura. Reservar.

2. Separar 3 claras y 6 cucharadas de azúcar en un bol y batir a punto de merengue. Reservar.

3. Batir mantequilla hasta que cambie de color y parezca una crema.

4. Agregar el resto de azúcar espolvoreado y seguir batiendo.

5. Añadir los huevos enteros uno a uno, batiendo y no añadas el siguiente hasta que no se haya incorporado el anterior.

6. Incorporar las 3 yemas juntas. Seguir batiendo.

7. En este paso hay que echar la mezcla de harina y el líquido en 3 veces, empezando y acabo con la harina, es decir: Echar 1/3 Harina-1/2 Taza Líquido-1/3 Harina-1/2 Taza Líquido-1/3 Harina. Siempre batiendo y no incorporar el siguiente elemento hasta que el anterior no esté completamente incorporado.





8. Añadir merengue con movimientos envolventes.



Aviso a los navegantes: os va a doler el brazo, pero sea como sea os tiene que quedar todo perfectamente integrado.


9. Moler las nueces en la picadora. Volver a mezclar con movimiento envolventes pero poco, lo suficiente para que queden repartidas.

10. Forrar el  molde con papel de horno, éste paso lo podéis hacer forrando o untando el molde con mantequilla y harina o con aceite, yo he preferido forrarlo porque es lo que mejor resultado me ha dado ya que siempre me dejo alguna parte sin untar. Pues bien, dicho ésto recortáis el papel de horno con forma cuadrada para la base (en mi caso) de las mismas dimensiones que el molde y lo pegáis con un poco de mantequilla. Los laterales los hice uno a uno, dejando un poco más de sobrante por los lados para que me quedara bien cubierto todo el molde y lo pegamos también con mantequilla, no pueden quedar huecos y el papel debe estar liso porque sino saldrán arrugas en nuestro bizcocho.


11. ¡¡¡¡Y por fin podemos echar la masa en nuestro molde!!!! En este caso he utilizado un molde de 23x23 cm.


12. Precalentar el horno a 175º.

13. Aquí cada una conocéis vuestros hornos y sabréis como y donde poner el bizcocho. En el mío lo tengo que poner abajo del todo, en la primera guía de la bandeja y con calor solo abajo, ésto es porque mi horno  le da mucho calor por arriba y se me acaba quemando el copete y el bizcocho crudo por dentro. De esta forma, no tuve ningún problema. El horneado fue a 175º y 1 hora y 25 minutos.

No podéis imaginaros lo fácilmente que salió el bizcocho del molde, primero dejé que se templara y por fin pude darle la vuelta al molde. Ningún problema. Os aconsejo este método para evitar que se peguen vuestros bizcochos.


14. Una vez templado el bizcocho para poder ser manipulado, lo envolví en film. De esta forma, toda la humedad que se condensa la absorbe el bizcocho y no se seca.


Y allí en la encimera de mi cocina lo dejé reposando hasta el día siguiente que me volví a poner manos a la obra.

Para las que se quieran comer el bizcocho mojadito en el café, que sepáis que podéis hacerlo perfectamente pero a mi me quedaba aún un poquito de trabajo.

Lo primero fué recortar el copete para dejarlo más redondito y quitarle las grietas por donde rompe el bizcocho al subir.


Lo segundo fue cortar el copete para que quedara recto por arriba. Como el copete iba a utilizarlo de tapa le hice dos capas para untarlas con crema de chocolate.

---------------------------INCISO---------------------------
Podéis echar almíbar en cada capa antes de echarle la buttercream de chocolate, excepto en la parte externa de arriba donde iría el fondant. Seguimos!!


Lo tercero fue hacerle tres capas al bizcocho restante y untarlas con chocolate. Con cuidado de no darles la vuelta para volver a montarlo igual que estaba.


Una vez montado, untar la buttercream de chocolate por todo el exterior donde vaya a ir pegado el fondant. 


---------------------------CONTINUARÁ---------------------------

2 comentarios:

  1. Seguid la receta, os garantizo que os quedaréis alucinados con el resultado final. Por cierto, el bizcocho está riquísimo.

    ResponderEliminar
  2. Espero al final, porque tiene una pinta estupenda y decorado tiene que estar de fábula...

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.