miércoles, 24 de septiembre de 2014

Receta de bizcocho de chocolate y nueces. Tarta Fondant (Parte II)

Continuamos...

Ésta segunda parte de la receta es para la decoración, que consistió en una caja de sombras de ojos y colorete de alta cosmética, seguid leyendo...




Lo primero que quiero decir es que Bocaditos aún no se dedica a vender tartas, ahora mismo estamos en modo Aprendizaje, esta es mi segunda tarta cubierta con fondant, la primera la hice en mi curso básico con profe, así que ésta es autodidacta total y llena de fallos, jajajajaj, pero hecha con mucho cariño y eso se nota.

Mi intención era hacer un estuche de pinturas de alta cosmética, inventado claro, así que comencé a vaciar para hacer hueco. Tenía que vaciar con mucho cuidado porque no quería que me traspasara el piso de abajo.

Lo del platito lo guardé para hacer decoraciones comestibles que veréis más adelante.


Como podéis ver en la foto anterior empecé a ponerle la buttercream antes de hacerle la foto, jejeje, por poquito se me pasa echarle la foto a la caja sin cubrir, pero bueno, en la siguiente foto podéis comprobar que puse la buttercream por todos los cantos donde iba a haber fondant.


Los laterales y cantos ya estaban cubiertos, me quedaba por un lado, el triángulo que era digamos el "colorete" de la caja y, por otro lado, el fondo de ésta.


Una vez colocado el triángulo, comencé a decorar los laterales para tapar los cortes y uniones con fondant dorado.

Los laterales los decoré con flores porque había que tapar uniones.


Puse buttercream en el fondo para que quedara pegado el fondant y además también tuve que colocar una tira lateral para tapar el borde del triángulo.


Cometí ciertos errores, por ejemplo, que la buttercream debería haberla hecho más densa para tapar migas, a mi no me gusta que se note todos los bultitos del bizcocho, pero, así aprende una, ¿verdad? yo no pertenezco al grupo de personas que le salen maravillas a la primera.

Coloqué algunas florecillas más haciendo el marco de la caja.


Y, aquí están mis decoraciones comestibles.

Se trata de mezclar las migas con buttercream de chocolate y poner una lámina de fondant arriba y abajo, en definitiva, pequeños bocaditos a modo de sombras de ojos.


Aquí unas cuantas más.


Y por fin, todas las sombras colocadas, caja terminada con logotipo y todo, a mi me gustó como quedó aunque tuve muchos sustos (ya lo sé, como siempre...) pero conste, que seguiré practicando para  ir mejorando mis creaciones, como siempre digo, si fuese capaz de hacer las maravillas que se me ocurren en mi cabeza... ¿y quien dijo miedo? hay que intentarlo al menos, ¿verdad?


Ya os dije que era una caja, siiiiii, con tapa y todo, jajajajaja.


Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima entrada!

Beatriz

3 comentarios:

  1. Que bonita!!! A mi me encanta, me parece preciosa y si encima estaba buena... pues misió cumplida.

    ResponderEliminar
  2. Pues tienen una pinta buenísima. Te encargo alguna, pero ya... Hazme precio si estás en prácticas!!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.